El desafío de las noticias locales

Después de un receso de cinco años, el periódico La Voz de Arauco regresa al circuito de medios locales. Su versión impresa será distribuida gratuitamente en todas las comunas de la provincia de Arauco, además de Concepción, Chillán, Los Ángeles, Angol, Temuco, el Congreso en Valparaíso, y algunos lugares estratégicos de Santiago, como La Moneda. Quienes no accedan al periódico en papel podrán leerlo en su versión digital y seguirlo en sus redes sociales. Como dirían los millenials, La Voz de Arauco se viene con todo.

 

Los medios de comunicación, no obstante, enfrentan tiempos complejos. Los lectores se han volcado a las redes sociales, la confianza en la información oficial disminuye, y los modelos de negocio son cada vez menos sustentables. Los medios locales, además, navegan con viento en contra: hay menos recursos disponibles, las audiencias son más pequeñas, y los avisadores son limitados. En este escenario, la irrupción de un nuevo actor informativo puede parecer arriesgada, incluso ingenua. Los más pesimistas dirán que no hacen falta más periódicos, y que la gente ya no lee.

 

Yo, en cambio, soy una optimista, y me da gusto que La Voz de Arauco brinde una propuesta moderna, independiente de conglomerados periodísticos y comprometida con el sur de Chile. Los medios locales construyen sentimiento de comunidad, algo que las noticias de la capital no pueden darnos. Ya sea el evento musical del verano, el encuentro deportivo en un barrio, o las declaraciones de la autoridad regional, los medios locales son el espacio para las narrativas que no tienen cabida en los medios de circulación de nacional, o que no pueden ser reporteadas (o incluso entendidas) desde la óptica santiaguina.

 

Sumado a lo anterior, La Voz de Arauco no tendrá costo para los lectores, lo cual permitirá la creación de un vínculo profundo entre el medio y la comunidad en la cual se inserta. Los diarios más importantes a nivel nacional e internacional (como El Mercurio, The Guardian, El País o New York Times) tienen planes digitales que exigen el pago de una suscripción mensual para acceder a sus contenidos. Por ende, la apuesta de La Voz de Arauco es aún más meritoria y más empática con la audiencia a la que se dirige.

 

Las noticias locales juegan un rol de suma relevancia en las comunidades. Aun en la era de las redes sociales (donde los índices de lectoría de diarios y revistas va en descenso), la gente desea y necesita informarse de lo que ocurre a su alrededor, a fin de tomar decisiones sobre lo que les afecta. Los lectores precisamos de fuentes de información que nos provean de noticias oportunas y confiables, que no den lugar al rumor o a las llamadas fake news, y que nos permitan estar en sintonía con quienes cohabitan nuestro espacio. Ése es el desafío que La Voz de Arauco acepta hoy.

 

Magdalena Saldaña
Académica de la Facultad de Comunicaciones UC
Investigadora del Instituto Milenio Fundamentos de los Datos