Comunidades Lavkenche: “Las tierras no se venden ni se arriendan, se recuperan”

En los territorios de Cañete hasta el lago Lleu-Lleu, sectores de Contulmo y Tirúa, las comunidades mapuche-lafkenche mostraron su rechazo absoluto por la consulta indígena que lleva a cabo el gobierno con el fin de modificar la ley Nº 19.253.

 

En la reuniones previstas a efectuar en las ciudades de Cañete y Tirúa el sábado 8 de junio, convergieron alrededor de 250 personas, quienes rechazaron entrar en el mecanismo de diálogo propuesto por el gobierno. Este se resume en 11 puntos, entre ellos el más polémico es la creación de títulos individuales de tierras, cambios de permiso de arriendo, o cambios en sucesión de tierras indígenas, por los siguientes 25 años.

 

Los lonkos de las comunidades de Cañete mostraron su rechazo a las autoridades de gobierno presentes, el Seremi de Desarrollo Social, Alberto Moraga Kiel y la Seremi de Gobierno, Francesca Parodi Oppliger. Junto a ellos firmaron y entregaron copias de un breve documento que precisó: “Las comunidades, lonkos, werkenes  y dirigentes lavkenches de Arauco, específicamente Cañete, rechazamos la consulta indígena, porque las tierras no se venden ni se arriendan, se recuperan. Libertad a todos los presos políticos mapuche”.

 

Al respecto, conversamos con la vocera de las comunidades de Cañete, Patricia Tromelao Millanao, del Lov Huentelolen. “No estamos de acuerdo con el proceso. El gobierno pretende a través de esta consulta manipularla para que la gente pueda vender sus terrenos y con esto decimos que no vamos a dejar que tomen más decisiones por nosotros porque estamos aburridos que hagan todo a puertas cerradas. Nos sentimos utilizados porque cuando quiere, el gobierno habla de sus pueblos originarios y cuando no, somos los terroristas”, sostuvo.

 

Desde el gobierno, El Seremi de Desarrollo Social señaló a los medios que en el lugar se presentó un grupo de personas desde Contulmo con intención de participar en la consulta, lo que finalmente no pudo concretarlo. “Creemos que es válido manifestarse pero no podemos perder de vista el respeto mutuo y el diálogo. Los lonkos hablaron de diálogo pero lamentablemente otro grupo no quiso”. Además agregó que el proceso continuará en las comunas faltantes y se evaluará la opción de regentar las consultas no efectuadas.

 

 

Propuesta de hace años

La vocera Patricia Tromelao llamó a repudiar y decir no a la consulta indígena. “No tenemos nada que decir en contra de las personas que vinieron a realizar la consulta, solamente vinimos a repudiar todo el actuar contra nosotros, porque ya hace mucho tiempo que nos sentimos pasados a llevar. El gobierno hace una ley y la firma cualquier persona, esa es la realidad porque ni siquiera son gente de comunidades o lonkos”, y además agrega que la actitud violenta que los mapuche muestran al armar barricadas es la única forma que tienen para hacerse notar. “Cuando no hay un desorden no se da a conocer. La propuesta que llevamos hace años es recuperar tierras, de las que nos robaron, que se nos devuelvan a través de la gente en comunidad y resistencia. Todo tiene delimitación natural, está todo estudiado y cada territorio conoce sus tierras, dónde comienza y dónde termina. Nuestra gente antigua sabe, nuestro Lonko sabe las líneas que corresponden a las comunidades”, destacó Patricia Tromelao.

 

 

Infancia corrompida

La ausencia de diálogos previos y la presencia de represión constante es la que, dijo Tromelao, termina afectando profundamente la vida de las comunidades, sobre todo a los niños. ”Hemos sufrido depresión, tenemos niños que tienen que estar con psicólogos para que puedan hacer su vida un poco más normal y he visto niños que se hacen pipí cuando ven a un carabinero. El gobierno no se preocupa por estos niños, se les está afectando la vida, y crecen con esa misma fuerza de recuperar y seguir luchando. El gobierno nos acalla con la gente presa y con los que han matado y no hemos tenido justicia, pero no lo va a lograr. Nuestros niños están viendo todo el horror que el gobierno hace con nuestra gente y allá vamos a seguir luchando ellos. Pueden pasar 500 años y vamos a seguir vivos”.

 

 

El futuro

Para las comunidades lafkenche con el rechazo la consulta indígena “se consigue nuestro objetivo, porque es un fraude e insulto para nosotros como pueblo mapuche”, destacó Yuri Santi, werken del Lov Peleco. “Se sabe que se realizó la consulta en Tirúa que también fue rechazada y eso para nosotros era una preocupación porque el gobierno opera suciamente. También hay dirigentes mapuche que se prestan para servicio del gobierno, entonces es muy importante decir que la lucha continúa en cada espacio y cada territorio”, agregó el Werkén Santi.

 

Los lonkos, werkenes y dirigentes lafkenche de Cañete destacaron que seguirán tomando acuerdos en los próximos trawün a realizar. “Sabemos que las tierras hoy son nuestro principal objetivo y la unidad como mapuche y comunidades. No vamos a dejar de luchar con nuestros principios en su recuperación”, puntualizó Yuri Santi.

 

Ante este panorama, la Asociación de Municipalidades con Alcalde Mapuche, entre ellas la Municipalidad de Tirúa-, también manifestó su disconformidad al cómo se ha planteado el proceso y solicitó a través de un comunicado público suspender su desarrollo para socializar y replantear los temas a tratar mediante un acuerdo nacional, luego de lo cual pueda ser retomada previa aprobación de los actores involucrados.

 

En Cañete la manifestación por rechazo al proceso concluyó con 8 mapuche detenidos, en los cuales estuvo el werkén Yuri Santi. La Consulta Indígena tenía planificadas 137 reuniones con los 9 pueblos originarios de Chile, muchas de las cuales fueron rechazadas y también terminaron con detenidos.

Read Previous

Abierta consulta ciudadana sobre cambio climático

Read Next

Rostro de Catrillanca decora mural que separa Israel de Palestina