Caleta Quidico: Inseguridad tras el décimo ataque incendiario

Los ataques incendiarios ascienden a 10 en propiedades de Quidico. Vecinos reclaman a autoridades mayor resguardo y seguridad para sus casas y emprendimientos.

 

La seguidilla de ataques incendiarios en caleta Quidico, ubicada a 13 kilómetros al norte de Tirúa,  mantiene preocupados a sus vecinos y empresarios, quienes han visto reducidos a cenizas su viviendas y fuentes de trabajo.

 

El 29 de mayo fue la décima quema de una propiedad, con pérdida total. Su dueño era Eduardo Westermeier. “Estaba allá con un maestro, salí, él se quedó allá y tuvo que escapar muy asustado. No le pasó nada menos mal. Si bien tenemos dolor al perder parte material, eso se puede recuperar y una vida no”, nos relata.

 

En la quema a la casa de la familia Westermeier además se hallaron 18 cartuchos de escopeta, lo que explica la dificultad que tuvo Bomberos al acercarse al inmueble al momento del incendio. “Me llamaron avisando que se estaba quemando mi casa y Bomberos me dijo que lamentablemente no podían apagar el incendio porque habían disparos en el sector. Ellos tienen que cuidar su vida también”.

 

Sin más ingresos que su jubilación, lo que más lamenta es la pérdida de recuerdos y finalmente, de la tranquilidad de él y se sus vecinos, con los que nunca ha tenido problemas. “No soy metido políticamente en nada. por eso me extraña lo que pasó”, sostiene, en relación a la asociación de estos hechos con manifestaciones de reivindicaciones en política indígena.

 

 

Amedrentados

 

Los vecinos del sector, cuenta Westermeier, están extrañados y asustados. “Hay personas amenazadas que quemarán sus casas y otras pensando que se las pueden quemar cualquier día, pero hay miedo a denunciar. Encuentro que tiene culpa el gobierno, porque hay que buscar una solución con las comunidades para poder parar esto”, señala con firmeza.

 

Para Eduardo Westermeier no es normal que suceda esto tanto en una localidad como Quidico en los sectores de Tirúa, Cañete y Contulmo. Como en cualquier parte de Chile. “Aquí han quemado camiones, casas, cabañas y no hay detenidos. No estoy hablando de política, si no de mi caso y de mis vecinos, que con mucho esfuerzo hicimos nuestras casas. ¿Cuando va a parar?, ¿cuando empiecen las muertes? La idea no es esa y me alegro que no le haya pasado a ninguna persona algo. Se arriesga la vida de todos y es ridículo que Carabineros haga esfuerzos y después los detenidos queden libres. Ojalá que se regularice esta situación”.

 

Gobierno responde

En la última semana de mayo el Presidente Sebastián Piñera se reunió con afectados de Quidico y Cañete, oportunidad en donde llamó al poder Legislativo a aprobar la modificación a la Ley Antiterrorista. “Llegó el momento de aprobar la ley antiterrorista que presentamos hace meses al Congreso”, señaló tras la reunión, enfatizando en que dicho instrumento “le da más herramientas a nuestra policía para combatir a un enemigo tan implacable, cruel, perverso y también poderoso como es el terrorismo”.

 

Al respecto, el presidente del Comité de Seguridad Ciudadana en Quidico, Fernando Fuentealba señaló que la responsabilidad no es solo del gobierno y del presidente. “El presidente nos contó que envió un proyecto para modificar la ley antiterrorista y que las policías tengan más atribuciones, pero uno no sabe si realmente le llega la información o no al gobierno central porque en Santiago nadie sabe nada de esto. Por otro lado, también la crítica es a los medios, a que las empresas periodísticas informen las cosas y ayuden a visibilizar esta situación”, explica Fuentealba.

 

El dirigente vecinal agrega que si bien mucha gente solidariza con los mapuche, no saben lo que sucede en la zona. ”Ves matinales preocupados de regalos, famosos, cuatro horas hablando de lo mismo y nadie dice nada de esto. Aquí hay gente que pierde horas de médico por los cortes de carretera y no pueden ir a Concepción, entonces es un tema social muy grave. Queremos vivir con la libertad que tiene todo chileno según la Constitución, a transitar libremente”, señala Fuentealba.

 

Día a día en Quidico

Fernando Fuentealba confiesa además, que producto de su reunión con el presidente Sebastián Piñera fue interceptado y amenazado. “Me han seguido amenazando y me agredieron con objetos, latas y cervezas. Esa es la situación que se está viviendo, no hay estado de derecho acá.  Carabineros no tiene el equipamiento adecuado, balearon a un carabinero en la cara y con todo lo sucedido en Carabineros igual temen perder su trabajo. Así no se está resguardando realmente la zona, y nos vemos afectados directamente en la productividad y turismo de la provincia de Arauco, con el temor de las personas por visitarnos”, afirma.

 

“Acá toman a un mapuche y los Derechos Humanos salen por todos lados, pero nuestros derechos? Queremos ser respetados y que se reactive la economía en nuestra zona. Estamos a duras penas manteniendo negocios y sin capacidad de generar empleos”, finaliza el presidente del Comité de Seguridad Ciudadana en Quidico.