Inician nuevos cursos Sence en Cañete y Contulmo

Este lunes 5 y martes 6 de agosto se inauguraron los cursos de Administración con mención en Computación y Corte y Confección tradicional, en la escuela René Andrade Toledo de Cañete, y Corte y Confección con mención en ropa mapuche, en la Escuela Calebu de Contulmo.

 

Los cursos realizados por la Fundación Kimunche, se enmarcan en la primera licitación de programas de capacitación en oficio mixto del Servicio Nacional de Capacitación y Empleo, Sence. Estos buscan enseñar un oficio en seis meses, a hombres y mujeres que en su mayoría nunca han sido objeto de capacitación, debido a los contextos rurales y sociales de la zona.

 

«Como fundación Kimunche, postulamos con la venia de las municipalidades para certificarnos y así proveer estos cursos del registro especial del Sence, únicos en la provincia de Arauco», destacó Karen Ortega, coordinadora de la Fundación.

 

Estos cursos entregan nuevas herramientas a personas que viven en sectores rurales, como en Calebu, donde convergen 9 comunidades mapuche, con una población de 2500 personas aproximadas. Al respecto, el alcalde de Contulmo, Mauricio Lebrecht S. destacó positivamente la iniciativa. «A nosotros nos pone muy contentos porque de esta forma como país y comuna entregamos oportunidades a las personas, para que se puedan desempeñar de una mejor manera en el ámbito laboral», señaló.

 

Por su parte, Juan Bravo, Jefe Daem de Cañete, comentó: «felicito a la Fundación Kimunche por transmitir conocimientos y generar espacios para acceder a competencias en el mundo laboral. Quisiera desearles a los alumnos que les vaya muy bien y que aprovechen este espacio, porque es una oportunidad para crear emprendimientos, opciones laborales y proyectarse como personas» contó.

 

Gisela Aguilera, de Cañete, comentó que se enteró por Facebook de los cursos. «Siempre he querido aprender cosas nuevas y como tengo interés de hacer cosas, me interesó seguir Corte y Confección, para complementar mi trabajo y mi hogar. Es una buena oportunidad para cualquier persona, sobre todo para quienes no tienen trabajo», explicó la alumna.

 

En Calebu, Contulmo, la alumna María Cuevas tuvo una trombosis hace 4 años y hoy se reintegra al mundo laboral con el Sence. «Estuve en coma, me sané y de Santiago me vine a vivir acá para cambiar el ritmo de vida. Nunca había participado en nada, postulé y quedé, así que estoy contenta. El ambiente rural es diferente y espero saber aprovechar este curso y poner mi negocio porque nunca es tarde».

 

«Más que cumplir con asistencia, pedimos a los alumnos que estén presentes en todo sentido, estar conscientes a lo que vienen y que cumplan con sus evaluaciones y aprendan por el gusto de adquirir nuevos conocimientos», agregó César Correa Díaz, representante legal de la Fundación. Los cursos cuentan con 25 alumnos cada uno,  impartidos por relatores provenientes de Viña del Mar, Talca, Angol, Concepción y Cañete.

 

Read Previous

Cañete despide a profesor fallecido en medio de asamblea

Read Next

Impulsan que territorio de Nahuelbuta sea Reserva de la Biósfera